17 de marzo de 2010

¿Euforia? ¿Para quién?




En la publicación anterior de mi blog, «Socios En La Explotación», discutí los diferentes esquemas de etiquetado apoyados y promovidos por HSUS, PeTA, y otras corporaciones de bienestar animal.

Y quien lo iba a decir, ayer fui al local de Whole Foods Market, ya saben, el que recibió de PeTA el premio al "Mejor Vendedor Amigo de los Animales" [Best Animal-Friendly Retailer], y tomé una copia de “Whole Deal”, la revista de Whole Foods.

Y había un cupón para “All Natural Brown Cow Parfaits” que aparentemente son combinaciones de distintos sabores de yogurt.

¿Yogurt? ¿Pero esto no involucra sufrimiento y muerte de animales?

No se preocupen. Como pueden ver:



Este yogurt lleva la etiqueta “Certified Humane Raised & Handled["Certificación de Cría y Tratamiento Humanitario"] . La etiqueta de "Certificación de Cría y Tratamiento Humanitario" es el sello de aprobación de una organización llamada Humane Farm Animal Care, que desarrolló esta etiqueta con sus socios, incluyendo la Humane Society [HSUS] de los EE.UU. 

La etiqueta HFAC/HSUS es descrita como “una certificación de consumo y programa de etiquetado” para dar a los consumidores la garantía de que “los huevos, lácteos, carne o productos avícolas etiquetados han sido producidos teniendo en cuenta el bienestar de los animales de granja.”

La letra pequeña en el cupón dice que los Brown Cow Parfait:
«Siguen los estándares del Humane Farm Animal Care Program, lo que incluye una dieta nutritiva sin antibióticos u hormonas, animales criados con refugio, áreas de descanso, suficiente espacio y la posibilidad de practicar comportamientos naturales.»
Por favor noten que la vaca del cupón lleva puesta una pequeña gorra y sostiene una cuchara en su boca. Así que está todo bien. Ya ven, ella está sirviéndoles a ustedes voluntariamente este producto, hecho con el sufrimiento y muerte de ella y de sus hijos.

El cupón lleva la palabra “¡Euforia!” escrita en la parte de arriba. “Euforia” se define como una “sensación de felicidad y bienestar.”

¿Y de la euforia de quién, de la sensación de felicidad o bienestar de quién estamos hablando?

¿Quizás la euforia de la Humane Farm Animal Care, que cobra un arancel por su pequeña etiqueta-de-aprobación? ¿Quizás la euforia de la HSUS, que promociona estos productos “humanitarios” de manera que los miembros de la HSUS y el público en general puedan sentirse buenitos acerca del hecho de comer productos provenientes de la tortura de animales? ¿Quizás la euforia de Whole Foods, que vende carne animal “humanitaria” y productos animales “felices”, haciendo una fortuna con ello? ¿Quizás la euforia de PeTA, que da premios a lugares como Whole Foods, de manera que esta organización, como la HSUS, pueda sacar provecho de la recaudación de fondos “carne feliz” y estimular el consumo de animales?

Hay una cosa de la que podemos estar completamente seguros: no es la euforia de la vaca.

Si no son veganos, háganse veganos. Es increíblemente fácil. Es mejor para su salud. Es mejor para el planeta, que sustenta toda la vida. Y lo más importante, es lo moralmente correcto para hacer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...