26 de diciembre de 2009

Resolución N°1 para el 2010: promover el veganismo como línea moral de base






Empecemos el 2010 por el correcto camino de promover el veganismo como línea moral de base. El veganismo no es, como algunos bienestaristas sugieren, lo “más” que podemos hacer; es lo menos que podemos hacer, si tomamos en serio los intereses de los animales. Si consideramos a los no humanos como personas morales, entonces no podemos justificar comerlos, vestirnos con ellos, o usarlos.

Estoy cansado de todas esas palabras, tales como “veggie,” “veg,” “flexible,” etc. Esas palabras, o significan sugerir que el vegetarianismo es una posición moral coherente, – lo cual no lo es porque no hay distinción moral importante entre la carne y los otros productos animales –, o tratan de evitar el uso del término “vegano” por miedo a ser llamados “absolutistas” o “puristas” por los que atacan al veganismo.

Basta de ataques al veganismo




El especismo sucede cuando acordamos un peso diferente a intereses similares, sobre la base de la diferencia de especies.

Un ejemplo de especismo es el ataque al veganismo. Todos concordamos que la esclavitud humana —incluso la “humanitaria”— es moralmente injustificable. Pero la esclavitud animal –incluso si es “humanitaria”– es defendida por algunos de los llamados defensores de animales que caracterizan al veganismo como “absolutista” o “purista” o “fundamentalista.” Esto es especismo. Los animales no humanos tienen interés en no ser tratados como recursos humanos tanto como los humanos tienen interés en no ser tratados como recursos para otros humanos.

Soy absolutista acerca de la esclavitud humana. La esclavitud humana —incluso la “humanitaria”— no es moralmente justificable.

Soy absolutista acerca de los derechos humanos fundamentales. La tortura, la violación, el acoso a los niños,... –aun que sean “humanitarios”– no son moralmente justificables.

Soy absolutista acerca del racismo, el sexismo y el heterosexismo: pienso que todas estas formas de discriminación son inaceptables y que no deberíamos promover versiones “humanitarias” de discriminación.

Soy absolutista acerca de la explotación animal, la cual no puede ser justificada incluso si es “humanitaria” —lo cual no lo es en ningún caso por la condición de propiedad de los animales.

Ser vegano no es ser “absolutista” en ningún sentido que sea diferente a ser un “absolutista” con respecto a los derechos fundamentales de los humanos.

Sostener otra cosa —involucrarse en el ataque al veganismo— es meramente un ejemplo de especismo.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...